Blogia
BlOG AVILEÑO.RADIO RELOJ

Michael Parmly asegura que publicación de miles de cables de Wikileaks podría revelar identidad de los espías de EE.UU. en la Isla

Un amigo solidario acaba de enviarme, via email, la traducción del trabajo sobre Parmly publicado por Le Temps donde el exdiplomático, además de temer por la identidad de los espías de EE.UU. en la Isla, asegura que se “pondrá muy bravo si publican las múltiples conversaciones que tuvo con la bloguera Yoani Sanchez”.
¿El mal humor del antiguo jefe de la SINA estará motivado porque considera a la bloguera como uno de sus agentes o la bloguera no es para Parmly, como Vladimiro Roca o Sánchez una personalidad con notoriedad internacional?
La entrevista da suficiente tela por donde cortar para posteriores razonamientos. Pero por ahora, los dejo con la traducción.

Mi encuentro con el autor de los cables sobre Cuba

Stéphane Bussard – Le Temps

Michael Parmly era jefe de la SINA en La Habana y fue nombrado en documentos diplomáticos publicados por Wikileaks. Parmly dice que la publicación de esos miles de cables pueden comprometer la labor de diplomáticos en la isla.
MP no podía aceptar esas publicaciones del Departamento de Estado americano. Dirigió la SINA en La Habana desde sept 2005 hasta julio 2008 y firmó bastantes cables mandados desde Cuba a Washington y que fueron publicados en su totalidad por el diario El País revelando su identidad. En un bar de Nyon, algunos días después de las revelaciones, fuimos recibido por Michael. Acababa de retirarse de la Misión en Ginebra. “Esos documentos son la prueba que tenemos principios, una ética”, dice el diplomático, que tenía una abuela cubana que se fue de la isla en 1920 para casarse con un general americano. “ Pero Julian Assange ha violado la ley pubicando cables confidenciales. Toda empresa tiene sus reglas y tiene derecho a secretos. Sino vivimos en la anarquía, o el voyeurismo”.
Un cable de 2007, marzo 16, firmado por Parmly, cuenta como Fidel Castro se pusó gravemente enfermo a bordo de un avión proceden de Holguín, al este del país, con destino a La Habana en julio 2006, poco tiempo antes de ceder el poder a su hermano Raúl. Sufriendo diverticulitis y una perforación del intestino grueso, tiene que aterrizar de urgencia. Según el documento, Fidel niega tener una colostomia. Entonces su médico personal aplica otra intervención que falla. Los intestinos se inflaman, se necesita otra operación y se encuentra una fístula que resultaría en una pérdida de 18 kg de peso.
El ex-jefe de la SINA, localizada en el Malecón de La Habana, tenía acostumbrados a los 50 americanos presentes en la isla en la labor de recaudar información que sería enviada al Departamento de Estado. Ahora tiene miedo que algunos de ellos pueden ser identificados: “ al contrario de lo que dicen las publicaciones solamente 1 quizas 2% de los cables fueran míos. Era importante para mí que los colaboradores escribieran. Era una forma de aprender. No he redirigido personalmente ese cable sobre la salud de Fidel. Le he dado validez, es todo. Es obra de una persona que tenía contactos en hospitales y con médicos. No quiero que la identifiquen”.
Segun M. Parmly, Wikileaks amenaza la calidad del trabajo que los diplomáticos hacen en la isla.
“ Para nosotros importa la opinión de los 11,2 millones de cubanos. Creo en el puntillismo”.
De esa manera los diplomáticos de la SINA han desarrollado múltiples contactos con la población, disidentes o no.
En su residencia, MP, considerado por el poder cubano como un ’ paria ’ para desconectarlo de la población, recibió a más de 800 personas, cubanos regulares, disidentes, pero también a funcionarios del gobierno pero con estos había pocos encuentros. En la SINA misma hay una sala con 40 computadoras accesible a cubanos tras subscripción. Una decena de visitantes de esa ’ bibliteca electrónica ’ que no respetaban las condiciones de utilización fueron expulsados. Algo que provocó un incidente con algunos disidentes como Vladimiro Roca y Elizardo Sánchez. Ambos fueron a discutir con Parmly. Las conversaciones se encuentran en Wikileaks.
“ Ellos son personalidades con notoriedad internacional. El daño queda limitado. Pero si es un padre de familia, no conocido, que aparece en un cable, pudiera sufrir las consecuencias toda su vida. Me pondré muy bravo si publican las multiples conversaciones que tuve con la bloguera Yoani Sanchez”, dice el ex-responsable de los EEUU.
Un día un diplomático fue invitado por un CDR. “ Me pidió permiso. No tuve objección. Teníamos el deber de escuchar a los cubanos “ insiste Sr Parmly, quien tenía el apoyo de Condoleeza Rice ( secr. de asuntos exteriores) adémas que provocó el interés de G.W. Bush durante una reunión en la ’ Oval Office.’
“ La publicación de los documentos de Wikileaks pueden desalentar a los cubanos a hablar con nosotros. Las capitales tendrán menos informaciones. Intimidados, los diplomáticos pueden autocensurarse. Si en ese tiempo hubiera podido podía prever la filtración de Wikileaks hubiera limitado a la mitad los nombre en los cables. Un esfuerzo argumentando la clasificación como consecuencia. Ahora es cierto que otra vez el secreto será reforzado.”
Los cubanos, por primera vez, han leído los cables de EE.UU. que están publicados en en el sitio Cubadebate.
La Habana dice que son la prueba de la política ’ imperialista’ de Washington. Pero el poder cubano censura los cables sobre la salud de Fidel y que Raúl pidió a la Casa Blanca un canal especial de comunicación.
Pero Michael Parmly tiene una pregunta más ahora : “¿Julian Assange publicará los documentos diplomáticos de Irán y de Corea del Norte, o tiene una segunda agenda ?”

 

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres